Aprender a Emprender (y 2)

En la primera parte estuvimos hablando del tema del emprendimiento. En la segunda parte terminamos hablando además de las figuras profesionales que se han creado y de la modificación de los existentes.

Emprender es una decisión que requiere valentía y capacidad de convivir con el riesgo y la incertidumbre, pero que en muchas ocasiones está provocada más por la necesidad que por la vocación.

Mi amigo Jonathan recomienda el interesante blog  http://emprenderagolpes.com/, de Miguel Arias. En él podemos encontrar cosas como: startups, su financiación y venta, business angels, due diligence, webs como techcrunch, aceleradoras como Seedrocket o Lanzadera de Juan Roig, un montón de conceptos y recursos de emprendimiento nacidos con la revolución digital. Además del crownsourcing, economía colaborativa, modelo canvas, metodología lean Startup. En fin, se nos ha ido complicando la realidad, como no podía ser de otra manera.

En varias conferencias he oído la expresión Entornos VUCA, acrónimo de volatility, uncertainty, complexity and ambiguity. Con lo que se quiere explicitar que estamos en un mundo en que la única constante es el cambio. Ante esta maraña de confusión hay que desarrollar estrategias para poder gestionar y autogestionarse en esta realidad. Por ello en este post quería tratar dos conceptos: Personal Branding y el Kowmad

Personal-Branding

La mejor de las descripciones sobre el Personal Branding, la encontré en el artículo de la revista Capital Humano de Mayo de 2007, titulado “Quien teme al Personal Branding” de Andrés Pérez y Tomás Marcos.

Sin querer resumir el artículo, que recomiendo encarecidamente (para ello os paso el link, ) os comento  sus ideas centrales, que me impactaron por lo que suponía de ruptura con las ideas tradicionales de Gestión de Recursos Humanos. 1. Han caído las fronteras reales y virtuales . 2. No tiene sentido aplicar políticas de Recursos Humanos en las que se clasifica y gestiona a los empleados sin atender a las personas. 3. Las empresas no proveen de relaciones eternas.. ni los trabajadores las esperan ni desean. 4. Ya no se encuentran empleos sino proyectos. 5. Con el Personal Branding se aspira a ser relevante, diferente y hacerse visible.

Nada que ver con el intento de homogeneización y reclutamiento de los recursos humanos con conceptos como: “job descriptions”, “retención”, “empowerment”, “contrato psicológico”, conceptos, según el articulista, pasados de moda, que obvian una realidad: cada persona es diferente, con sus conocimientos y competencias y funciona como un intraemprendedor dentro de la empresa. Por eso el papel de RRHH debe ser el de fomentar las diferencias, la diversidad, descubrir las particularidades en lugar de censurarlas.

Más allá de los conceptos de marketing aplicado al Personal Branding (que lo hay y mucho) lo verdaderamente rompedor es la concepción del profesional como un profesional único, activo, que establece relaciones de interés mutuo, que busca por sí mismo su desarrollo, que trabaja por proyectos y resultados, que los busca y que los deja cuando ya están terminados.

Algo más reciente es el termino Knowmad, que traducido sería algo así como nómada del conocimiento. Y que tiene su razón de ser en la innovación, la flexibilidad, su capacidad de adaptación, de aprendizaje y de relaciones. Se trata de un perfil marcado por una gran capacidad para ser flexibles y trabajar casi desde cualquier lugar y momento para una o varias empresas y/o proyectos.  Es aquí donde entra en juego su capacidad para crear redes de contactos y relaciones.

(Debe ser una especie de free-lance digitalmente evolucionado, con vocación de relaciones públicas y que se gusta a sí mismo).

perfil Knowmad

Voces autorizadas dicen que en el futuro será muy extraño que un trabajador cualificado y con un perfil medio-alto tenga un puesto de trabajo estable. Gran parte de nosotros tendremos que adaptarnos a un mundo en el que nuestro puesto de trabajo cambia cada pocos años, ya sea en una empresa diferente o asumiendo nuevos retos en nuestra propia empresa. Y para tener éxito en este nuevo mundo, es tan importante desarrollar nuestras habilidades para la gestión del cambio como las propias habilidades técnicas requeridas para el desempeño del trabajo.

(Visited 12 times, 12 visits today)

2 comentarios sobre “Aprender a Emprender (y 2)

  1. jonathan Contestar

    “…funciona como un intraemprendedor dentro de la empresa.” Totalmente de acuerdo. Los empleos ahora son mas bien proyectos.

  2. Pingback: Aprender a Emprender (I) - Bernat Guerola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *